jueves, 21 de junio de 2012

EN RECUERDO DE LECALL

Recuerdo una conversación en Essauira donde Lecall nos comentó su filosofía de vida. Había tenido problemas de salud, estaba trasplantado y sabía que la vida hay que vivirla siempre como si fuera el último día.

Si algo aprendí de Lecall, fue eso, que la vida hay que vivirla como el lo hizo. Muchas veces nos atascamos con problemas menores, discutimos con personas que queremos y hacemos cosas que no deseamos.

En estos momentos te das cuenta que lo que realmente merece la pena es lo que Lecall nos transmitía con su forma de ser. No debemos engañarnos con falsas preocupaciones impuestas, debemos siempre mirar hacia adelante y disfrutar de este tesoro tan frágil que gozamos.

Lecall, te ibas a venir con nosotros a Cabo Norte este verano, en una semana zarpábamos rumbo a Francia. No has podido venir, pero viajarás con nosotros siempre.

Un fuerte abrazo allá donde estés.


domingo, 17 de junio de 2012

FABIAN Y LA BORRIKENTREFFEN 2.012

Salimos de Gijón a eso de las 3 de la tarde, Soba, Taz y Emma, Rojo y yo. Esta vez, fuimos por el escudo, Burgos, Aranda (donde nos unimos con Sergio) y Buytrago del Lozoya.


En Borrikentreffen habíamos quedado con Garpar y Bola13, al final Bola13 no pudo venir pues se le puso la niña mala. Además de Gaspar y Bola, allí estaban los de siempre, Goyo y Elena of course, Alfredo, Oscar, etc.

Con las viandas que trajimos de viaje hicimos la cena. Memorable recordar el queso de Tronchón, que ya probamos en Arguis.


Al día siguiente Goyo tenía una gran ruta preparada, por la sierra de Madrid y con meta en Segovia. Pero en esta ocasión tenía que hacer cosas en Madrid, básicamente asistir a la llegada de Fabián, después de su vuelta al mundo en moto de dos años.

Aún así hice una parte de la ruta con resultado muy satisfactorio.


A eso de las 12, Gaspar y yo fuimos a ver a Fabian y salió mal. A Guadalajara llegamos bien, pero Fabián por un problema técnico no paró en Guadalajara y nos envió a un emisario que iba a un ritmo entre rápido y muy rápido. Lo que pasó es que yo tiré detrás de el, pero Gaspar se quedó, al final nos acabamos perdiendo. Gaspar se quedó a saludar a unos amigos y yo continué hacia Dehesa de la Villa. Una pena, que rabia me dió, la verdad.

En dehesa de la Villa, vi por fin una moto que lleva una vuelta al mundo y me hice una foto con Fabián. Había mucha gente, por lo que no di la trisca nada. Además había venido Bola, y en mi balanza, se decantaba por estar con mi amigo.



Más tarde, apareció Acrux y El colegui, y así terminamos de pasar la tarde.

Desde Madrid, volví a Buytrago en la parte que más me gustó del viaje. Ruta por autopista, con el casco abierto y a temperatura genial. Casi de noche, disfruté de la moto.

En Borrikentreffen ya estaban con la parrillada liados con charla y risas.


Al día siguiente, una ruta muy bonita por Palencia. Unos sitios preciosos.


Y sin más, vivimos un año más una reunión motera entre amigos.