Mostrando entradas con la etiqueta Encrucijada Benavente. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Encrucijada Benavente. Mostrar todas las entradas

sábado, 20 de noviembre de 2010

ENCRUCIJADA BENAVENTE 2007

Publico hoy una crónica de la concentración de Benavente 2.007. Me trae unos recuerdos geniales.


Fecha : 23-06-2007

Yo resumiría el fin de semana en esta foto:


Bueno ahí os va la crónica:

Los compañeros pantrucus con puntualidad inglesa estaban a la hora precisa en el lugar en el que estaban convocados, yo con puntualidad española llegué un poco tarde, nada que no asustase a mis compañeros.

La ruta de ida fue monótona, autopista, autopista y más autopista. Si bien no se, pese a ser una ruta tan poco divertida en ningún momento se me hizo pesado, más al contrario, para mí me resultó muy relajante.

Paramos a tomar unos cafetines en el área de descanso de la autopista y desde aquí directos hasta Benavente. Como no, cuando llegamos a Benavente ya nos estaban esperando Pirata69 y Sonia.

Rápidamente y sin más esperas no fuimos a la pinchotada que tenían preparada los de la concentra, pero llegamos tarde, habiéndonos perdido los primeros 3 pinchos. Por lo cual y ante la amenaza de la hambruna decidimos irnos a comer a un restaurante de la zona. Antes de comer Taz y un servidor armamos las tiendas y Gnomo, Jorge y Pirata se fueron a sus respectivos hoteles.


La comida en el restaurante correcta, el trato excelente y la bebida muy rica, sobretodo las dos botellas de orujo de hierbas que nos tomamos, jeje. Por cierto me pareció muy económico, siento no tener más datos del local, pero no me fijé ni en el nombre ni nada y mucho menos después de la chupitada.

Con la pancina llena y como por la tarde no había nada programado, Pirata y Sonia (nuestros expertos anfitriones), propusieron ir a La Bañeza al bar de un conocido.

El bar de puta madre, muy guapo y con ambiente motero, los anfitriones hicieron honor a su nombre y nos regalaron un pañuelo a cada uno. Un sitio para repetir.



La vuelta la hicimos por la nacional. Hombre, las carreteras castellanas no es que sean un prodigio de entretenimiento, pero siempre rodar en moto en buena compañía está bien.

Llegamos a la concentración justo para cenar, así lo hicimos en la misma concentra y después, a tomar una copina antes de ir a la antorchada. Muchas, pero que muchas motos había en la llamada antorchada, quizá me sorprendió más que no había muchos espectadores, pero claro tantas motos hacían pequeño al resto de los mortales.


Terminamos en el recorrido en el hotel de pirata, que estaba en el centro de toda la movida, dejamos allí los cascos y de fiesta. Fiesta la que quieras, conciertos en la calle, muchos bares, s gratis, novias paseándose, futuras esposas paseando sus copas, bailes, risas, motos, portugueses reventando sus máquinas, chavalotes haciendo exhibiciones acrobáticas con sus reventadas máquinas, camisetas pantrucas, bares en cuestas, cuestas llenas de bares, amistad increíble y buen rollo, muy buen rollo entre todos nosotros.

Duró tanto la fiesta que llegamos creo que hacia las 6:00, por lo cual el día siguiente se hizo un poco cuesta arriba.

Nos perdimos la ruta de los tres pinchos, pero no la comida. El restaurante que Volusionator nos dijo que teníamos que pedir, un 10. Parece mentira que por 25 €, estos chicos de Benavente puedan ofrecer tantas cosas. Me alegro que por lo menos esta concentración no esté montada sólo con fines económicos. Por cierto Rolan encantado de haberte conocido, una lástima no haber coincidido más rato.

Después de comer, marchamos para Oviedo primero por la autopista y después por el pajares.

No mucho más que contar, sólo que como siempre, para mí ha sido un placer compartir estas experiencias moteras con vosotros.Más fotos: