Mostrando entradas con la etiqueta Manifestación de Madrid. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Manifestación de Madrid. Mostrar todas las entradas

sábado, 15 de noviembre de 2008

LA MANIFESTACION DE MADRID

Es viernes y es tarde, salimos de Oviedo Carmen y yo, cerca de las 19:00, uff, pienso que no llego a Aranjuez ni para las 12. He tenido un mal día en el curro, muchos problemas con unas placas de carga, he tenido que anular el aglomerado..., total un fiasco. Esto me ha hecho salir tarde. No queda más remedio que tirar todo por autopista, vamos a ver como se comporta la moto en un viaje largo y a contrareloj.

Después de casi 500 km, sin parar nada más que una vez a repostar, hemos llegado a Aranjuez. La moto es increible, ni se entera del tute que la hemos metido, siempre dispuesta a rodar más y más. La velocidad media que hemos llevado es de unos 150 Km/h, que es donde la moto va más fina. A menos velocidad a la moto le cuesta ir, normal, una custom tiene su velocidad lógica en unos 120, y esta en particular a 150 es como mejor se va. Cuidadín con los radares y sin problemas.

Mis amigos del shadow custom club, están esperando. Me da un poco de rabia que hayan tenido que retrasar la cena por mí, pero no están a desagusto del todo, bebiendo servesa en abundancia, jejeje.

Vamos a cenar a un restaurante de un amigo de Pope, recomendado también por zippo. Muy bien, nos pone un menú por 20 euros muy rico y abundante. Después hasta nos lleva al camping en coche, total perfecto. El fin de semana ha empezado bien.

Amanece el sábado despejado, un día maravilloso, para acercarnos a la concentración nacional antiguardarrailes y demás lindezas de las carreteras.

Hemos quedado con Pope, Bola y más gente en el cerro de los angeles en Getafe. Buen sitio para quedar y un sitio muy guapo. Me gustó bastante el poco rato que paramos arriba.




Un buen grupo ya, nos vamos dirigiendo a la Castellana. Antes pasamos por el antiguo barrio de Pope, donde en plena calle degustamos las abundantes tapas de lugar. Dos bares, "los amigos" y en frente "los enemigos", parece que luchan por dar las mejores tapas. En nuestro caso ganaron los amigos, estaba hasta la bola el bareto en cuestión.



Después de que picoteamos un poco, vamos de rule por Madrid, hacemos una parada técnica en la monumental de las ventas, donde aprovechamos para hacer unas fotillos y algunos vaciar la vejiga, jeje.



Arrancamos de nuevo, y uff nos metemos de lleno en la manifa, impresionante. Vaya pila de motos, yo creo que nunca he visto tantas, ni en Faro siquiera, esto es acojonante. De verdad que impreiona. La marcha discurre con mucha normalidad, lenta sin nadie haciendo el fangio, con mucha educación. Bueno, como debe de ser vaya.



Después de esperar un rato en el Bernaveu, un rato largo, porque llevamos más de media hora y no han dejado de pasar motos desde que vinimos. Y la castellana no es que sea una calle estrecha que digamos... Total que ahora nos vamos cerca del barrio de Bola13, a una servesería. Allí nos tomamos unas birras y picorroteamos otra vez, hamburguesas, tostas, etc.

Es hora de marcharse, por tanto vamos dirección Aranjuez, allí están esperando Aroa y Juan, ya que Aroa estaba un poco pachucha y quería descansar y comer un poco cerca del camping, por si se ponía mala.

Todo bien, hasta que en un semáforo, veo que charly, va empujando la moto con los pies, se le ha calado, pienso, o le ha entrado la reserva. Aparcamos en la acera y no, es un poco más grave, se le ha roto el cable del acelerador. Ninguno llevabamos repuesto, por lo que se opta quitar el decelerador y ponerlo como acelerador. La teoría ok, pero dió bastante más curro del esperado, ya que los cables usados no entran tan bien como los nuevos. Pero al cabo de un rato se consiguió que la moto funcionara. A mi me valió, porque después de las últimas incursiones mecánicas con la shadow, me está llamando la atención esto de la mecánica. En ppio no es una operación difícil.




Precedidos por bola13 que va ya con su mujer y su niñita en coche, nos conducen a Aranjuez. Allí tomamos algo en el mismo camping, y después nos despedimos de Juan y Aroa, que no vienen a cenar. Esto ha sido lo único malo de este fin de semana, que Aroa se pusiera malina, pero que le vamos a hacer, contra estas cosas no puede uno luchar.

Como decía, cenamos en el mismo sitio del viernes. Si estuvo bien el primer día, para que cambiar. Una charla agradabilísima en la cena. También larga, pues nos tomamos dos copazos cada uno. Sinceramente digo que con la gente de este club se está genial. Ya preparando la próxima, pues tengo ganas de volver a ver a toda la gente.

Todavía después de salir del restaurante, nos fuimos pope, chester, ferry y yo, a bajar el sella y cantar Asturias patria querida, jeje. Por cierto la camarera del garito estaba cañón, muy guapa.





Es domingo, amanece con niebla, pero Araña que nos ha venido a buscar para enseñarnos la capi, dice que la niebla es sólo en Aranjuez, me imagino que sea por culpa del río.

Nos despedimos de todos los amigos, con tristeza, pero también con la certeza que nos volveremos a ver. Hay que decir que como no, Juan tuvo que ejercer de mecánico en esta ocasión también, pues la V-Strom no quería arrancar. Pinzas y carretera, sin problema.



Saliendo de Aranjuez, comienza la etapa de turisteo 100%. Yo ignorante de mi, no conocía Madrid, ya ves nunca había estado, por lo que acordamos con Araña que nos enseñara lo típico, barrio de los Austrias, La Castellana, la plaza mayor, torre del sol, etc etc. Bueno, pues la conclusión es que me encantó. Nunca pensé que Madrid me iba a gustar tanto. Incluso nos tomamos una cerveza y un bocadillo en la plaza mayor. Acojonante y nada caro. Bueno nos invitó Araña, (gracias), pero aún así no fue caro, un bocata y una cerveza, tres euros en el pleno centro de Madrid, no está nada mal. Pongo unas fotillas del turisteo.







Después de una hora o más por el centro de Madrid, es hora de despedirse de Araña y Chester, y nos dirigimos a nuestra casa. La idea es comer en Avila. Vamos por el túnel de guadarrama para ahorrar un poco de tiempo y en el desvío cogemos hacia Avila.



Avila también me flipó, nunca había estado. Otro sitio al que tengo que volver. con algo más de tiempo. Como Carmen no tenía mucha hambre, seguimos hacia el norte, con la idea de parar en un bar de pueblo y así lo hicimos.



Después de comer algo, de vuelta a la carretera. A tiempos por la A6 y a tiempos por la nacional. Volvemos por Pajares, que nos recibe con lo que queda de nieve del otro día.



En resumen han sido más de mil kilómetros de amistad, carretera, compañerismo, turismo, motociclismo... QUE MAS SE PUEDE PEDIR.

Nos vemos en la carretera, V´ss