Mostrando entradas con la etiqueta Mi sexta moto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mi sexta moto. Mostrar todas las entradas

domingo, 29 de noviembre de 2009

MI SEXTA MOTO


Esa es mi sexta moto. Una honda shadow American Classic Edition de 750 cm3 del 99. Primera vez que repito modelo de moto, y primera vez que me compro algo tan especial.

Habíamos quedado Tino y yo en el portal de mi casa a las 8:00, pero al final por mi culpa acabamos saliendo a las 9 de la mañana. El destino? Murcia, allí se encontraba esta preciosidad de montura.


Para traer la burrica, llevé una furgo de la empresa, que al final resultó ser la herramienta ideal para estos menesteres, incluso se le queda a uno el regusto de introducirse en el mundo furgonetero, pero esto ya es o será otra historia.


El viaje consistió en autopista, más autopista y después más autopista, pero entre las bromas y la charla se hizo cortísimo, casi sin darnos cuenta ya estábamos en Murcia con Gabi para pillarle la motuca. Eso sí, en benavente hubo que echarle dos litros de aceite a la furgo, estaba seca, y cuando me pongo a mirar los kilómetros de la próxima revisión, me doy cuenta que va pasada nada más y nada menos que 30.000 km.... en fin....

Como decía, llegamos a Murcia casi sin enterarnos, el GPS nos llevó delante mismo de la casa de el antiguo dueño de la shadow, y por fin, vi la militar por vez primera.

Esa primera impresión, fue de joder!, está mucho mejor de lo que esperaba, vaya que está impecable, limpísima sin un arañazo, muy muy cuidada. Doy un rule con ella, y me decepciono un poco, imposible meterla a las curvas, confiado, pienso que sea la baja presión de las ruedas que apunta Tino, y sin más, cargamos la moto.

Un plis plas cargarla, gracias al Almeriense se hace fácil y sencillo, y las cinchas del cuervo Tharbukas cojonudas (Gracias tron). Hasta ahora todo perfecto.


El viaje, pedía más, por tanto y viendo que llegábamos a Oviedo pasadas las 2 de la mañana, pues venga, continuamos un poco más el viajecillo. La vuelta igual de amena que la ida, tuvimos de todo, aquaplaning, nieve, lluvia, viento, jeje. Eso sí la shadow ni se movía en la parte trasera de la furgo.

Llegamos a Oviedo a la hora prevista, nos tomamos unas birras en el Raymonds y dormimos en mi casa. Al día siguiente, ya con Angel, bajaríamos la motillo.

El domingo amanece un día de puta madre, osea que habrá que estrenarla. Lo primero meterle presión a esos neumáticos, estaban bajísimos, lógico que fuera fatal. Ahora con las presiones bien, anda de cojones. Muy bien, está como nueva, la montura ya es conocida para mi, tiene una postura un poco más radical pero sin excesos. El asiento, que a priori puede paracer incómodo, no lo es tanto. Hombre no es el de la panam, pero para lo que es la moto cumple más que de sobra.

Total, que fuimos a dar un rule hasta Gijón, por la madera, dándole madera, jeje. Divertisima, precísamente lo que estaba buscando, estoy contento.

La moto, de llamar la atención, hasta hubo un chaval que nos pidió permiso para sacarle fotos, todas las que quieras hombre, para eso es. Gracias a la preparación de Gabi, la verdad, que eres un artista chavalote.


PD: La última foto, con su primina, mi antigua shadow que ahora es de Nadya (Presidenta de Custom Club, Lady rider Asturias)