Mostrando entradas con la etiqueta Osostreffen. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Osostreffen. Mostrar todas las entradas

domingo, 9 de febrero de 2014

OSOSTREFFEN

La idea de esta reunión sale de la siempre inquieta cabeza de Taz. Hace tiempo que fuera de concentras y reuniones invernales queríamos juntarnos unos amigos en un alojamiento rural de montaña y disfrutar de la moto, el invierno y porqué no, la nieve.

Al contrario que otras "treffen" esta fue por invitación, la logística no permitía su difusión en público ya que al contrario de otras reuniones, esta vez no dormimos en tienda de campaña ni había posibilidad de hacerlo.

Cada vez que hacemos una, estoy más convencido que es el modo de concentra que más me gusta para un futuro cercano. Te juntas solo con colegas y eso hace que el buen rollo esté siempre presente.


Como suele ser habitual en mi caso y mucho más recientemente, no tengo tiempo para nada, por lo que mis obligaciones hicieron que la ida fuese sólo. No me disgustó en absoluto. 

Me suelo adaptar bien al ritmo en grupo, pero cuando voy yo sólo viajo mucho más rápido y más a mi aire. 

Salí de Gijón con un tiempo desapacible, bastante viento y amenaza de lluvia. Cuando hace mucho viento no suele llover mucho, por lo que me arriesgué a ir sin plásticos.

Por autopista hasta Torrelavega pasé algo de frío, ya era hora! hacía tiempo que no pillaba frío en una concentra, salida o ruta. Me gustó la sensación de frío, soledad y tranquilidad que me da la moto. Es una de las mejores maneras de quitar el estrés que conozco.


En Torrelavega cogí el puerto del escudo que estaba limpio de nieve, el descenso en la parte burgalesa, un poco más delicado y en el desvío de Polientes me encontré la carretera con una fina capa de nieve.


Me esperé un rato a que pasara algún coche y me informara si estaba peor a medida que avanzaba la carretera, pasaron unos lugareños y me dijeron que no, que estaba todo parecido, pero que tuviera cuidado en las curvas pues había placas de hielo.

Total que me metí un poco a la aventura, si empeoraba había tenido la precaución de meter un spray de cadena líquida, osea que mal sería que no acabase llegando a nuestro punto de encuentro.

El "paseo" resultó entretenido y poco a poco, con cuidado de no pisar la nieve acumulada, se fue despejando la carretera hasta empezar a resultar un paseo invernal de lo más bonito.

A una hora indefinida llegué a la casa rural de la coruja del Ebro en Sobrepiedra del Ebro.

Taz se había ocupado de alquilar una casa entera y enorme para todos, con un comedor amplio, sitio para hacer barbacoa y habitaciones para todos en un entorno montañoso y agradable.

La tarde noche fue entretenida y divertida. Como siempre mereció mucho la pena el fin de semana en buena compañía. Además a muchos de los presentes, hacía ya tiempo que no les veía y siempre se agradece ver de nuevo a los amigos.


A la mañana siguiente me desperté con una mala noticia que aunque esperada nunca es deseada. El fallecimiento de mi tío hizo que regresara a casa por el mismo camino por el que vine y que pensase una vez más que la vida hay que vivirla de forma intensa, siempre como si hoy fuera el último que vas a vivir, porque está claro que después de la muerte no hay nada más que la nada.

Dejo video que como casi siempre, se ha convertido ya en un habitual del blog:


Hasta la próxima amiguetes!!!