lunes, 8 de mayo de 2017

GAMBIA - ESPAÑA. CAP 1

La idea de viajar a Gambia, surgió en el Motorbeach del 2015 cuando conocimos a Fran Pardo, daba una charla sobre su viaje a Ciudad del Cabo y después hablamos con él. Nos comentó que tenía unas Yamaha XT y las quería llevar a Gambia.

Ahí estábamos Fran Brighton y yo para emprender el traslado.... Pero justo cuando llegó el momento, yo no pude hace el viaje por culpa de conseguir el trabajo en el que estoy ahora, por tanto, el viaje quedó pospuesto.

En ocasiones, las oportunidades no pasan sólo una vez, el viaje se volvió a repetir. Ahora se trataba de subir dos coches clásicos (Mini y Escarabajo) y una Honda Goldwing de 1983 desde Gambia hasta España. Yo subiría la moto, mientras que los coches los subirían Fran Pardo, Luis Piney, Felipe OO y César el trompetista.

Utilizando la página de skyscanner, conseguí un vuelo desde Asturias a Gambia, por sólo 180 €. El viaje estaba en marcha.

Tuve que vacunarme de fiebre amarilla y aprovechando, lo hice también de tifus y cólera. Compré el Malarone (medicación anti-malaria) y un spray antimosquitos. Después comprobaría que toda esta labor previa sanitaria fue cuando menos exagerada...

Aunque no llegué a ponerme nervioso, sí que estaba algo intranquilo. Viajar al Africa Negra, no iba a ser igual a ningún viaje de los realizados hasta la fecha. El peligro yihadista de Mauritania, el frente polisario, las enfermedades, la escasez de infraestructuras, el peligro a un accidente y otros tantos factores incontrolables provocaban esa sensación de intranquilidad que no es más que el miedo a lo desconocido. Esta vez, si que iba a salir de la tan manida "zona de confort"


Por fin llegó el día y empezó el viaje. Fue empezar y poco a poco se fueron disipando todos aquellos miedos iniciales.

Fran no me había dado dirección en Gambia, por lo que tuve un pequeño incidente en aduanas. Te exigen que des una dirección en el país, como me estaba esperando se resolvió de forma rápida y efectiva.

Ese día, nos fuimos a cenar y conocí al resto de la expedición. Para la ocasión se cenó en un restaurante Español. No se si fue el hambre o qué, pero yo cené de maravilla. Para detrás hubo botella de Ron para los seis que entonó bastante la velada. Allí a parte de los integrantes del viaje, cenamos con Berto, un funcionario Asturiano, afincado en Gambia que resultó ser un tío cojonudo.

Después de fiesta a Sene-Gambia, que es una de zona de fiesta Gambiana, enfocada básicamente para turistas.

Una impresión mala que me llevé, es que es una especie de puticlub, tanto para hombres como para mujeres. Si vas con intención de no tener sexo con las guapas Gambianas, te ves un tanto cohibido, ya que es imposible hablar con nadie sin que haya una relación comercial de por medio. Por otro lado, la fiesta sana y divertida. Me lo pasé bien.

VEHÍCULOS Y PERSONAS:

El viaje se realizará en tres vehículos.

  • Un Mini del 92. Se trata de un Mini Cooper con motor de 1300. El coche llegó a Gambia procedente de Suiza rodando y quedó en un desgüace. En principio, salvo los daños estéticos, el coche está bien.

  • Un Escarabajo de los 70. Fue el último en conseguirse, está realmente mal. Sobretodo se sabe que no tiene frenos. Para pararlo hay que accionar el freno de mano. Las ruedas traseras están desalineadas, tiene múltiples daños estéticos y en un coche que está "africanizado", lleva muchos años en Africa. Por contra, el motor es muy sencillo y fácil de reparar durante el camino.

  • Una Honda Goldwing GL1100 de 1983. Moto importada de USA en noviembre del 2016, aparentemente es una moto que está en perfecto estado. Se sospecha que puede estar una válvula pisada, no funciona la puesta en marcha y probablemente sea necesario una revisión general incluída la carburación (especialmente delicada en este modelo).

Los integrantes del viaje seremos:

  • Fran Pardo, aventurate y vive. Es el organizador del evento. Actualmente tiene fijada su residencia en Gambia y tiene mucha experiencia en esta zona de Africa.
  • Felipe OO, es artista. Será el encargado de decorar los coches. Ha viajado por numerosas zonas del globo, Africa es de las primeras veces.
  • Piney, es pintor. Amigo de Fran Pardo, Comillano. El más joven de todos, cargado de vitalidad y optimismo
  • César, productor de cine y tv, ganador de un goya. Actualmente reside en Guinea ecuatorial, conoce un montón de zonas de Africa.
  • Yo, me conocéis ya por el blog
EL VIAJE

Teníamos pensado salir el martes, pero los problemas del Escarabajo y también los problemas para conseguir la documentación de los coches y la moto, hicieron que el viaje se retrasase un día.

Eso me dio margen para conocer un poquito de Gambia. Fran me invitó a rodar con la XT por la playa, que se convirtió en una experiencia fantástica. Cuando empezamos, la marea estaba alta y fue más difícil, pero a la vuelta, con la marea baja, resultó algo único.


También fuimos a la descarga de pescado de Tanji. A primera hora de la mañana, vienen los cayucos cargados de pescado y la gente hace una cola para recoger todo el pescado que puedan en cestos. El pescado que se cae al suelo, lo pueden recoger los niños. Un espectáculo único y colorido.




El martes Fran no consiguió los papeles de los vehículos, si logró en cambio la matrícula de la moto y del mini, las reparaciones del escarabajo tampoco avanzaban a buen ritmo, de hecho no avanzaban a ningún ritmo, el coche seguía sin frenar y por poco acaba sin pintar.

Las gentes Gambianas, realmente no están acostumbradas a cumplir en el trabajo, ni siquiera con su propia palabra. Te dicen a todo que sí, pero luego están olgazaneando todo el día. Estas situaciones, provocaron momentos tensos, ya que si no se levantaba la voz y se les reñía de verdad, parece que no hacían nada.

La moto sin embargo, se consiguió arrancar. Tenía estropeada la puesta en marcha y se pudieron adaptar unas escobillas. Le cambiamos el aceite y el filtro, le pusimos presiones en las suspensiones y quitando que no pasaba de 4000 rpm iba bien. 

Por fin el miércoles salimos. Primero partió Fran Pardo, para intentar conseguir los papeles en Banjul. Algún que otro golpe de autoridad en la mesa y más de una riña, hicieron que tuviera algo parecido a un papel legal de los vehículos. Un país no puede funcionar bien con semejante desidia, es una lástima, la verdad.

Nosotros salimos después y nos encontraríamos con Fran en Banjul. Todo salió bien, y no se tuvo que quedar más tiempo, por fin estábamos en movimiento y todos juntos.

De Banjul se cruza a Barra por un ferry atestado de gente y de vehículos.



Se nos dio muy bien, fuimos casi de los primeros. Junto a nosotros también cruzó un elegante y nuevísimo Montero largo propiedad de Naciones Unidas. Enseguida me di cuenta que la UN y las ONGs tenían unos carracos que serían la envidia incluso en Europa....

La salida del Ferry, fue un poco más accidentada, ya que el Mini se dejó el tubo de escape en la rampa de salida. Este escape ya no se colocó en su lugar hasta Marruecos. El mini realmente es un coche que va a ras de suelo, no iba a aguantar las pistas que le esperaban con tan poca altura libre, lo mejor fue cargar el tubo en la baca del Escarabajo.

Al poco de salir de Barra el Escarabajo se negaba a caminar, cuando pasaba de cierta temperatura, no superaba los 50 km/h, pero esto será ya en el siguiente capítulo....

Si queréis ver el vídeo, aquí está el enlace:





Continúa aquí

lunes, 13 de marzo de 2017

SLOW GAMBIA RACE

Así voy a llamar al viaje que vamos a realizar Fran Pardo (Aventúrate y Vive), alguien que no conozco y yo, en tres vehículos de los 80 desde Gambia, hasta España.

Vamos a ir en un Mini, un Escarabajo y una GoldWing GL1100 del 82.




Este viaje surge en el motorbeach del 2014, en el que conocimos a Fran Pardo, Fran Brighton y yo y quedamos de bajar unas XT desde España a Gambia. Lamentablemente yo no pude bajar, y lo hizo sólo Fran Brighton.


El caso, es que después de su viaje hemos seguido manteniendo contacto con Fran Pardo, que está organizando aventuras a cual más loca por tierras Africanas.

En unos videos que subió, pedía gente para subir una goldwing del 82 en semana santa más o menos y como esta vez si que me encajaba muy bien, me he animado a vivir esta aventura.

El día 15 vuelo desde Asturias a Gambia y ahí comienza la aventura, cruzaremos Gambia, Senegal, Mauritania, El Sahara y Marruecos para llegar a España dos semanas más tarde.

Creo que es un viaje que promete y a mi me da un aliciente a seguir viajando, porque los que me conocéis, sabéis que la rutina me agobia un poco y siempre intento realizar cosas nuevas. Si es con moto, pues ya la leche!

Finalmente os cuelgo el trailer presentación de la aventura


lunes, 6 de marzo de 2017

SNOW TRAIL

El pasado fin de semana, salí con Lutxo (el de Motauros en Vespino) a matar un poco la mañana, intentado pasar una zona con nieve en el puerto que comunica Quirós con Ventana.

Fue una entretenida mañana de pisteo, en la que aprendí bastante. Sobretodo cuando aparecieron dos chavales, uno con una DRbig y otro con una GS 800 como la mía

Ahí va el vídeo:

lunes, 30 de enero de 2017

MOTAUROS EN VESPINO


Motauros en Vespino!! Vaya locura, jajaja

- ¿Por qué?

Todo empezó en el carpe (bar donde quedamos a tomar algo los viernes). Hace tiempo que tengo la idea de recuperar las motos que he tenido a lo largo de "mi vida en moto". La primera moto que tuve fue un vespino XE de color Negro. 

Entre cerveza y cerveza, se lo comenté a Lutxo y me miró con una cara de... buena idea, "yo también tuve una variant"

Después de eso, no se como derivó la conversación en "¿te imaginas ir a pingüinos en vespino?".

No hubo mucho más que pensar. El viaje estaba montado. De hecho inicialmente se llamó "MAHOU TAUROS EN VESPINO"

- ¿Quién hizo el viaje?

Inicialmente íbamos a ir Lutxo, Gayo, Iván y yo. Pero el viaje sólo lo realizamos Lutxo y yo. Iván (pese que se había pillado una Variant), no pudo por temas familiares y Gayo, nos proporcionó la logística. No llegó a comprar ciclomotor, osea que le tocó en furgo.

Fuimos en Vespino, pero volvimos en furgo. Con sufrir una vez, sirvió para consumar la aventura.....

- ¿Cuánto tiempo os llevó?

El viaje nos llevó 12 horas desde Gijón. Luis salió a las 8:00 de la mañana de Gijón y los dos desde Oviedo a las 9:00. Llegamos a Tordesillas sobre las 20:00.

Como hay aproximadamente 300 kilómetros, nos arroja una media de 25 Km/h.

Hay que tener en cuenta, que además de los repostajes, paramos una vez antes de subir el puerto, otra cuando coronamos y otras dos más en tierras castellanas.

- ¿Que autonomía tiene un vespino?

En mi caso, tiene una autonomía de 60 kilómetros, pero creo que llevo un chiclé demasiado grande para el 50 cc de serie. Pienso que la autonomía debería llegar a 80 kilómetros.

- ¿Subieron bien el puerto?

La verdad, que el puerto de San Isidro, no tiene las pendientes que tiene Pajares. Eso hizo, que no hubiera que dar ni una sola vez a los pedales y que tampoco nos bajásemos nunca.

Lo subieron como auténticas campeonas!!!


- ¿No es muy aburrido ir tan despacio?

Pues sorprendentemente no. No he visto este viaje más aburrido que un Oviedo-Cadiz por autopista, por ejemplo. De hecho, no me aburrí en ningún momento del viaje.

Incluso hubo momentos en los que disfruté de la carretera. La bajada del puerto me encantó o el paso por los pueblos en plan kamikace (jajaja)

Nuestra ruta estuvo muy bien escogida por Luis, fuimos a Tordesillas casi (por lo más directo) y fue un acierto.

- ¿Cual es mejor la Variant o el vespino?

Mmmm, buena preguna. Andar, anda más la variant. Pero yo me quedo con el vespino, es más elegante, jijii

Cierto es que aunque corre más la variant, la vespino fue ganando en efectividad a medida que iba avanzando el viaje. El cambio a castilla le vino genial.

También la gasolina 98 de lutxo se notó un huevo.

Estos motores están tan justos, que cualquier pijada se nota muchísimo!!!

- ¿Repetirías?

Sin dudarlo, SI


Lo termino aquí de momento, podéis preguntar lo que queráis y voy editando el post (si hay alguna pregunta, claro, jejeje

miércoles, 18 de enero de 2017

OBJETIVO MOTAUROS (EN VESPINO)


Este viernes vamos a hacer una aventurilla Luis y yo. Luis va con una variant que es otro mundo y yo con el vespino XE de mi adolescencia.

La verdad que estoy casi tan nervioso como cuando estás a punto de comenzar un gran viaje. Generalmente suelo ir con motos bastante fiables, la pan era una devoradora de kilómetros nata, la gs no ha dado el más mínimo problema hasta la fecha, pero ¿El vespino?

Pfff, eso es otra historia. Ya cuando era jovenzuelo, no hacía mas que dar por saco, parece que nunca iba fina y ahora.... pues parecido.

Le he puesto embrague nuevo, después de quemar subiendo al angliru, pero algo suena en ese minimotor que no me inspira mucha confianza.

Pero mira, al toro. Si no se llega, tampoco va a ser ningún drama. Llevará algo más de logística (teniendo en cuenta que no llevo asistencia de carretera), pero todo en esta vida se soluciona a excepción de una cosa que todos conocemos.

Tengo que montarle unas manoplas ochenteras que tengo, la tienda, el saco, el colchón y la ropa para estar allí. Vaya show, a ver si coge todo!!!

Esperemos que salga bien la experiencia y a la vuelta contemos que llegamos y todo fue de PM


domingo, 11 de diciembre de 2016

EL ANGLIRU EN VESPINO

Hay veces que es necesario hacer una pequeña locura para seguir rodando. El puerto del Angliru, para el que no lo conozca, es el puerto más duros que se sube en la vuelta a España de ciclismo y por ende, probablemente uno de los puertos más duros del mundo. 

Saqué el seguro de la Vespino el 2 de diciembre y después de realizar una excursión por los meandros del río Nora (dejo vídeo), para probar definitivamente el ciclomotor, me dije de subir hasta el Angliru.



Junto con unos amigos, tenemos la intención de ir a Motauros en Vespino, y esta era la prueba del 7 para confirmar que se puede llegar a Motauros en ciclomotor, con paciencia eso sí.

Salí de Oviedo y hasta el mirador de Villapará, las cosas fueron más o menos bien. Lo hice por Santa Eulalia de Morcín, que hay mucho menos tráfico y yo creo que es más corto. 

Desde el mirador de Villapará, se complicó mucho. Hay que tener en cuenta que hay pendientes del 23.5 % y un ciclomotor de 50 cc es lo que es. Tuve que hacer algún tramo incluso caminando, ya que los pedales no permitían subir a la maquinita.

Realmente, lo tengo todo medianamente explicado en el siguiente vídeo, por tanto, si tienes curiosidad, ahí tienes el vídeo de la ascensión al Angliru en Vespino.