domingo, 12 de mayo de 2019

RUMANIA EN MOTO (Parte 1)

Comienzo la crónica de este viaje a Rumanía, de una forma diferente a otros relatos escritos en mi vida en moto, esta vez ha pasado casi un año desde que realicé el viaje.

El canal de Youtube me ocupa mucho tiempo y cada vez me es más complicado atender todas las páginas que tengo abiertas. Pero con motivo de la nueva web, he sacado tiempo y fuerzas para comenzar una crónica escrita de un viaje maravilloso que realicé en mayo del 2018, con los amigos del shadow custom club, Pope y Juan Carlos.

A diferencia de otras ocasiones, esta vez no soy el promotor, sino que me acoplo al viaje que mis compañeros llevaban tiempo preparando.

Juan Carlos está casado con una chica Rumana y tenía la ilusión de que uno de sus grandes viajes en moto, fuese al país de los cárpatos. Uno de sus mayores intereses es que visitáramos la casa de los abuelos, viendo por nosotros mismos como se vive y se vivía no hace mucho tiempo en España.

¡Comenzamos!

Viernes 25 de mayo de 2.018

Hemos quedado el sábado en Francia, concretamente en Narbona, punto de unión del camino que viene de la Junquera (mediterraneo) con el que viene de Irún (cantábrico).

Recuerdo dormir en un F1 a mitad de camino. Día de transición hasta comenzar realmente el viaje.

Sábado 26 de mayo de 2.018

A eso de las 12.00 nos encontramos de forma casual en una gasolinera de Narbona. Fue curioso, ya que ambos grupos pensamos que era un muy buen sitio para quedar. A mi me vino bien, porque estaba sin cobertura telefónica y me evitó algún que otro inconveniente.


Desde Narbona, tiramos hasta San Remo, ya en Italia. Recorrimos 470 km sin ningún interés. Todo el viaje fuimos reservando hoteles sobre la marcha. Tener datos en Europa, ayuda mucho al viajero y por supuesto lo aprovechamos convenientemente.

En esta ocasión, reservamos un hotelito asentado en una antigua villa palaciega que tuvo mejores años, pero aún así aun conservaba la esencia que tuvo en su día.

Llegamos con la puesta de sol, enseguida nos dimos cuenta que San Remo no es Niza ni Mónaco. Aún así es un sitio precioso. Matamos el día viendo ganar al R. Madrid la copa de Europa y tomando unos cubatas!

Domingo 27 de mayo de 2.018

Nuestra siguiente etapa también habría de ser de autovía. Nos tocaría recorrer los 523 km que hay hasta Venecia, para aprovechar a visitar la bella ciudad de los canales por la tarde.

Muestro unas fotos de la fotogenica ciudad.





Suelo comentar de forma privada, que si vas en moto a Venecia, puedes atravesar el puente del ferrocarril y aparcar justo a la entrada de la ciudad vieja. He estado tres veces en Venecia y siempre he hecho lo mismo.

Cuando fui con la familia cogimos el vaporeto de manera gratuita, pero esta vez no nos fue posible. Además de no ser gratis, era bastante caro, osea que nos tocó caminar a patita toda la ciudad. Vino bien después de tantos kilómetros con el culo sentado, pero mis compañeros se quejaron un poco de la pateada que les metí. Lo mejor, que pienso que al final a todos nos quedó el buen sabor de boca que deja haber pateado tan pintoresca ciudad.

1 comentario:

  1. Los viajes en moto son lo maximo, mi moto se encuentra en estos momentos en el taller y un amigo  me presto su Dominar 400 y quede completamente de esa moto para salir a viajar.

    ResponderEliminar