domingo, 19 de octubre de 2008

LA DECEPCION DEL CUSTOM

Mi blog se ha inundado de colores, coincide este cambio de look, con mi abandono del que llaman el lado oscuro del mundo de la moto, el custom.

Debido a esto, creo que es bueno que escriba un poco sobre mi fugaz paso por este mundo.

Como norma general me quedo con lo positivo, la mayoría de la gente, es gente maja, tratable y que no va de nada más que de lo que es. Pero hay otro tipo de personas, que no son así y son estas las que me han mostrado la gran decepción del custom.

Me compré una moto custom, por circunstancias. Había nacido mi hijo, y no quería preocupaciones con una motocicleta que me puediera provocar un mortal accidente. Yo me decía, estas motos son para ir tranquilo, a modo de paseo, para quitar el gusanillo de estar sin moto, incluso para vacilar de moto molona con los amigos.

Mi ignorancia del custom era tal, que me sonaban de forma muy lejana los hell´s y los MC´s no sabía ni lo que eran. Yo conocía cosas como Cabo Norte, Ushuaia, Elefantes, y ese tipo de hitos moteros.

Los primeros años con la shadow, fueron normales. Para mi era como una moto más, sólo que de aspecto custom. Luego conocí pantrucus-custom y con ello todos los entresijos del custom, desde el punto de vista de alguien que no se ha involucrado tanto, como para estar con MC´s, comités y demás historias.

Inicialmente, este mundillo me llamó poderosamente la atención, supongo que por novedoso, me gustó. Transformé incluso mi modo de vestir, poniendome lo de todos, el chaleco con sus parches, las botas camperas, el vestuario básicamente de color negro, etc.

Pero con el tiempo, me empezó a decepcionar. Aquello que me había llamado la atención, se empezaba a convertir en un circo. Digamos que el circo de la apariencia. A ver quien aparenta más. A ver quien aparenta ser el más motero, el más malo o el mejor lider.

Yo que había entrado en esa rueda, me di cuenta que la forma en la que todos íbamos uniformados, era estúpida. En el foro alguien dijo, que el custom se estaba convirtiendo en lo menos custom que podía ser, pues todos íbamos exactamente iguales. (Con este comentario, yo me encendí, pero ahora, un tiempo después se que tenía razón quien lo hizo).

Una vez, en la cervecería la Iguana, llegó un motero amigo de uno de los clientes habituales. Le pregunté que moto tienes? Una BMW, me dice. Este tipo tiene una pinta de customero del copón. Según me lo dije, pensé: es verdad, no hay nada que aparentar, este tipo es auténtico. Tiene la moto que le gusta, con la que puede hacer kilómetros y no relaciona su aspecto ni su chaleco con parches de los de verdad, con la moto. Este tipo, sí es un motero.

Me ha decepcionado el aspecto que la gente quiere dar, por el simple hecho de creerse el más malo del mundo mundial. Pero eso ha sido lo menos decepcionante de todo.

Lo peor ha sido el menosprecio de gente que consideraba amiga. Menosprecio por el simple hecho de no estar de acuerdo con ellos, por envidia o por anular el liderazgo de la manada. Ha sido decepcionante, la crítica, el abuso de confianza, la falta de amistad, la falta de compañerismo, eso ha sido lo peor.

Se que es injusto, relacionar lo que me ha pasado a mi con cierta gentuza, para generalizar a todos los grupos custom. Pero es que cuanto más veo, menos me gusta. Digamos que yo no soy de ese mundo, del mundo que tiene que aparentar que te va a pegar una paliza, por el hecho de no llevar el parche como ellos te han dicho, o del mundo en el que hay que cumplir unas reglas para ser del grupo, o lo que es peor, para ser del grupo tienes que tragar con todo tipo de menosprecios de los demás y si te revelas atente a las consecuencias.

Como decía al inicio, me quedo con la gente que es normal, que aunque puedan llevar su chalequito (ojo que yo también lo llevo), son gente noble. Personas que no tienen más aspiración que rodar en moto y estar con los amigos. Con eso es con lo que me quedo. Pero me quedo con esta gente, pertenezca al estilo motero que pertenezca. Ni por el hecho de ser customero se es más que los demás ni menos. Simplemente hay que ser persona.

V´ss a todos los moteros, que de verdad lo son.

8 comentarios:

  1. Sabes..?? Con el paso de los años nos vamos dando cuenta de lo acertados que son todos esos refranes que un día consideramos tontos..
    Todos esos refranes de que la sabiduría no da la felicidad, cuánto más ingenuo, más feliz eres..
    En este mundo ocurre más o menos lo mismo..
    Impone ver todas las motos relucientes, cromados perfectos, diseños imposibles, parches llenos de historias,de vida en definitiva. LLama la atención, hasta tal punto que te vistes como todos ellos, modificas tu moto e incluso bebes y te comportas como ellos, (así se es más malo..omo bien dices) hasta que crees sentirte como ellos y quieres más, empiezas a querer integrarte y descubres cosas que son inconcebibles para gente "normal", descubres que no puedes ir tranquilo a los sitos, que te miran raro.. te llenas de obsesiones y desconfianzas.
    Aquí, o eres libre.. o te juegas la cara a diario, triste, pero es así.
    Y lo peor.. hay quien no merece que te la juegues por él.
    Yo aún llevo poco en este mundo, quiero conocerlo más para poder opinar y rebatir con quien me lo niegue..
    Me encanta la estética de este mundo.. sus motos.. incluso su insoportable ruido, pero jamás estaré de acuerdo con su filosofía, ante todo somos personas y debemos tratarnos como tales, dejar los instintos irracionales a un lado, pues a todos nos une una afición, "la moto" da igual que sea custom, deportiva, trail... todos somos iguales de vulnerables y bastante riesgo corremos montando en ellas cada día como para ir buscando problemas, o creando enemigos.. nosotros si tenemos otras preocupaciones en nuestras vidas y otras cosas que las llenen.
    Se puede tener muchos compañeros de ruta, muchos colegas de copas, pero pocos que realmente sean amigos, al final siempre encontramos el mismo vacío.
    Hay que conocerlo todo para poder opinar, pero no hay nada como rodar con quien realmente te sientas agusto, lleve la moto que lleve.

    ResponderEliminar
  2. Podría hacer un comentario en cada párrafo, pero seré breve, mi comentario será en líneas generales...

    Al ver el título "La decepción del Custom", me quedé bastante perplejo, y al leer los dos primeros párrafos igual. Pero prosiguiendo la lectura, me doy cuenta de cuanta razón tienes Tiri, me siento identificado también, tal vez por lo que hemos vivido juntos desde que te conocí en Pantrucus,muchas cosas las viví en primera persona y otras no de forma tan directa, pero me llevan a pensar lo mismo, aunque yo no estoy decepcionado con el Custom, creo que no es la palabra adecuada y ahora no me viene a la cabeza la correcta...pero te entiendo, en esta vida nadie está exento de las decepciones con las cosas y-o las personas, y más tarde o más temprano aparecen. Afortunadamente no nos ocurre con todo el mundo, pero en cualquier colectivo (por llamarlo de alguna forma), ya sea para motos Custom, Trail, Turismo, etc. siempre pasan estas cosas. Pero lo bueno es lo positivo que te llevas, que también hay gente normal, que disfrutan de la moto igual que tú, con chaleco, sin él, en pelotas, jejeje, pero que ante todo "son personas" que buscan pasarlo bien rodando, comiendo, tomando algo en cualquier parte, y deseando quedar para la siguiente kdd, concentra,fiesta, etc.Y a la gente verdadera nunca la perderás, y aunque dejes el Custom...seguirás rodando con ella, porque lo pasas bien, y tienen el mismo deseo que tú y una moto deseando recorrer muchos kilómetros.
    Nos queda mucho por rodar tronco!!!!, estoy seguro que seguirás con el "chalequito", yo lo llevo pegado a la piel. VIVA LA VIDA EN MOTO!!!
    PD: Estás en lo cierto, Torre es un tío auténtico
    PD2: Me gustaba más el color del blog antes...jejeje, luego nos vemos tronco y tomamos una birra, que tengo novedades sobre la Estrella de Javalambre!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. En muchas cosas de las que dices estoy completamente de acuerdo contigo.

    La verdad que lo que importa de la moto, no es la moto en si, ni el modelo, ni la marca, ni el tipo de moto.
    Lo más importante es disfrutar de ella, de la carretera y de los amigos, independientemente del tipo de moto que tengan (refiriéndome a los que tienen moto).

    No te conocí en Motauros (que es donde conocí a los Pantrucus -de verdad, buena gente-); y coincidió que en Burgos tampoco pude estar contigo por razones personales; pero espero que nos veamos y charlemos. En muchas cosas compartimos el mismo punto de vista.

    Un saludo

    Fersolo

    ResponderEliminar
  4. Coincido en casi todos los puntos, pero como bien decis y al menos en mi pais son la minoria de los MC.
    Por suerte en la mayoria de los motociclistas perdura el lema de que " No importa la moto que conduzcas, al fin y al cabo lo que importa es rodar rodeado de buena Gente"

    Fabian desde Argentina

    ResponderEliminar
  5. Creo que hemos llegado al mismo lugar...ya tenemos la mayoria de edad moteril !!!

    http://escapadastoofast.blogspot.com/2010/08/moteros-somos-todos.html

    ResponderEliminar
  6. Algo parecido lo viví yo en mis propias carnes, aunque a menor escala. Mi primera y tal vez ultima moto es una custom. La compré por lo mismo que tú +/- y fui conociendo gente que llevaba mucho tiempo en este "mundo" y que prefería relacionarme con ellos ya que salir con otras motos más deportivas para mi sería más complicado, ya que dada mi poca experiencia y las prestaciones de la moto resultaría un lastre para el resto.
    Y así, fui conociendo gente guay y gente que no merece llamarse motera ni nada.
    El agua que colmó el vaso fue en una kedada que había organizado yo y a la cual acudíamos unos 15 amig@s para pasar el día por los picos de Europa. En uno de las paradas que había programadas, me encuentro que se unen otras tantas motos (casi todas ellas custom) y de una misma organización, club o como lo quieran llamar. Tod@s con sus parches y demás parafernalias propias.
    Se acerca uno, se presenta y me comenta que si me importa que nos acompañen en la ruta hasta que ellos consideren oportuno. Hasta ahí todo bastante claro y sin ningún inconveniente por mi parte y el resto de amig@s.
    Ante tal detalle decido acercarme hasta ellos para presentarme y conocerlos personalmente. La sorpresa fue cuando al presentarme al grupo y comentarles mi nombre de guerra (avatar) y al pedirles el suyo va uno y me señala con las manos hacia atrás que su nombre está bordado en la chupa. Todo un ejemplo de educación y buen compañerismo. "Si no quieres darme tú nombre ni saludarme te puedes meter la chupa, la moto y tus amig@s donde te quepan" (pensé para mi).
    Luego me enteré que los había invitado un amigo mio sin consultármelo, lo cual me pareció fatal ya que él había pertenecido a ellos y lo había dejado por discrepancias y formas poco éticas hacía el resto.
    Menudo coñazo de rollo te he soltado, pero al leer el titulo de la entrada me imaginé algo así. Es una pena que haya gentuza por ahí que van dando ese tipo de imagen a la cual no me siento identificada ni mucho menos.
    Jamas me he puesto un parche ni nada de todo eso que llevan la mayoría. ¡¡OJO!! lo respeto y es parte de la estética, pero para mi es mucho más importante la nobleza, la amistad y el respeto al resto, cosa que por desgracia carece de importancia.

    Un saludo V´´ss...

    ResponderEliminar
  7. antes; Dr. Dragon ahora Rafa ;)31 de mayo de 2013, 14:10

    pues yo tambien soy uno de esos desencantado, tras 23 años en moto, pasar por todo tipo de motos, dos harleys, rutas de todo tipo, Faro, Pinguinos, Lunatica, colaborar en una revista motera, vamos,...que media vida de motero, dejé todo por esos gilipollas que se creen más malos que el diablo y que luego, como todos, tienen que seguir pagando su hipoteca como los demás. Así es que vendí las motos, cerré el blog, vendí los cascos, la ropa, me deshice de todo lo que tenía que ver con los moteros y después de 3 años sigo vivo jaja,...todo es una ilusión, amigos!, la vida es aquello con lo que uno disfruta y no obsesiona. Hay muchas formas de vida, y muchas formas de hacer amigos.
    Es curioso, pero ahora ya no miro a ver que moto viene cuando oigo un motor. Y tampoco me interesa mucho este mundo. He llegado aquí (a este blog) por una autentica motera sin pretensiones, que me dijo, "mira este blog, escribe algo como tú hace tiempo". El mundo custom es en ocasiones como una secta, que si no eres "malote", no vas con ellos,...y mira que hice kilómetros, ahora me rió de todo esto. Como me alegro de tomar esa decision hace años...

    ResponderEliminar