sábado, 21 de marzo de 2020

RUMANIA EN MOTO (Parte 3). HALLSTATT

Viene de aquí


Si en la entrada anterior hablaba de que la Grossglockner es una de las carreteras más bonitas del mundo, hoy os voy a hablar de Hallstatt, un pueblo a orillas del lago que lleva su nombre, que aparece en todas, absolutamente todas las listas de los pueblos más bonitos del mundo.

Si ya tenemos la experiencia de la carretera alpina, este encantador pueblo no decepciona en absoluto.

Pero vamos a empezar donde lo dejamos, en Salzburgo. La noche anterior dormimos en un hotel/casa con cierto encanto a las afueras de la ciudad que dio vida a Mozart.


Aquel día llegamos cansados, con el tiempo justo a cenar y poco más. Yo creo que fue el cansancio lo que hizo que nuestro amigo Juan Carlos tuviera un percance sin mayor importancia, se le calló la moto casi en parado.

Estos lances del viaje te ponen a prueba. Moto nueva que besa el suelo, no suele ser del agrado de nadie, pero los viajes son así y lo mejor de todo es que ni moto ni piloto tuvieron ningún tipo de consecuencia.

Al día siguiente, la luz nos iluminó la visita a la bella ciudad de Salzsburgo. Es una ciudad pequeña, del tamaño de Oviedo para que os hagáis una idea, eso tiene consecuencia que su visita no lleva mucho tiempo.



Visitamos el mercado popular tipo rastrillo, las plazas más importantes y poco más. Por cierto, visitar los mercados es una tarea muy buena a realizar en los viajes. A mi al menos me gusta ver los precios de la fruta, la artesanía local, los postres....

Abandonamos Salzsburgo con la mirada fija en el pueblo de Hallstatt. Ya le tenía yo ganas a esta visita. Estuve cerca alguna que otra vez, pero siempre se me escapaba la oportunidad de disfrutar de semejante maravilla.

Ir en moto, os podéis imaginar, que es una gozada. Ya no solo por la visita en si al pueblín, sino por los maravillosos paisajes. Paisajes, que por cierto no te abandonan casi nunca estando en Austria.


La visita no lleva tiempo, ya que es un pueblo muy pequeño. Disfrutamos por un rato de las vistas y seguimos camino. Ese día tocaba comer de restaurante. Realmente no era premeditado, simplemente paramos a tomar una cerveza en un local de la zona y una cosa llevó a la otra. Esa comida me pareció uno de los momentos del viaje, ya veis que cosas simples a veces te dan buenos placeres.




Aquella noche, dormimos en Viena. El hotel elegido fue a las afueras de la ciudad y he de reconocer que pasé algo de miedo por las motos. Las dejamos en la calle con medios de seguridad peregrinos y nos fuimos a echar una cerveza a uno de los antros que abundaban en esta zona de la ciudad. La cena fue en otro antro, un kebab sino recuerdo mal....

Como comentario decir que las ciudades grandes o medio grandes es mejor evitarlas a o no ser que duermas más de un día en ellas. Si son de paso, lo mejor es dormir en un pueblo, que es más económico y te da otras sensaciones.

Amaneció otra vez, las motos estaban en el mismo lugar en la que las habíamos dejado. El miedo es libre, a veces te condicionas más por tu entorno y tus prejuicios que lo que realmente estás viviendo.

Ese día teníamos pensado ir a dormir a Budapest. Nos separaban apenas 250 kilómetros, pero uno propone y Dios dispone....

Según entramos en Hungría, Pope (goldwing) advierte que la moto le está haciendo extraños. Miramos la rueda y vemos que está pinchada. Estuvimos un rato intentando adivinar de donde procedía el pinchazo sin éxito, por lo que decidimos ir metiendo aire en cada gasolinera hasta que localizásemos un taller en el que nos pudieran reparar la rueda.

Eso ya lo contamos en la siguiente entrada, de momento os dejo el vídeo que edité para la ocasión...

viernes, 20 de marzo de 2020

RUMANIA EN MOTO (Parte 2) GROSSGLOCKONER

Viene de aquí

Cuando uno lee cuales son las mejores carreteras del mundo, siempre está en la lista un paso situado en Austria, que une las poblaciones de Zell am See y Lienz. Ese paso no es otro que la mítica Grossglockner.

Antes de ir, uno supone que va a ser una bonita carretera alpina, pero es que la realidad supera cualquier expectativa.

Salimos de Venecia entre una nube de mosquitos. Yo creo que los insectos fueron los causantes que no nos entretuviésemos nada. En cero coma, estábamos enfundados en los trajes de cordura y camino a Austria.

Desde Venecia, se puede ir hacia la Grossglockner tomando algo de los dolomitas, pero en nuestro caso, que el destino final del viaje era Rumanía, tomamos el camino más corto y rápido.

Al poco de salir de Venecia, ya se empieza a disfrutar de lo que más tarde vendrá. Se alcanza con relativa facilidad la base de las montañas y el tráfico no agobia.

Casi sin darnos cuenta, estábamos en la frontera con Austria.



Nos hicimos la fotos de rigor y seguimos camino a los alpes. El cambiante clima austriaco, nos regaló una parada en uno de los múltiples bares moteros que hay en esta zona de Europa. Es habitual ver el cartel de "wellcome bikers" y como no, acudimos a la llamada, para entrar en calor, con un buen café latte, en uno de esos bares de ensueño que hay en los alpes.
Justo en el momento que paró la lluvia, aprovechamos para andar unos pocos kilómetros más. Yo fui el primero, un poquito más rápido que mis compañeros, intentando viajar seco.

De forma sorpresiva, la lluvia se convirtió en sol, los astros se alinearon, para que pudiéramos disfrutar de semejante lugar.


En el momento que estoy escribiendo esta crónica (año 2.020), el precio del peaje para las motos es de 27,00 € y para los coches de 37,00€, es caro, pero merece la pena.

Como yo tiré más rápido, me tocó esperar una hora en el peaje. Ese día tuvimos un pequeño descontrol con la ruta. Ese fallo no se volvió a repetir.

Como no terminaban de llegar, les mandé un whatsapp con la ubicación y me lancé a disfrutar de la maravillosa carretera que estaba delante de mi.


Esta carretera, bien se merece el calificativo de mejor carretera de Europa. El firme está perfecto y el paisaje es simplemente para dejar a uno sin palabras. Cada curva que tomas te brinda una postal, cuanto más avanzas más bonito se vuelve todo.

Tuvimos mucha suerte, acompañaba el tiempo, no había exceso de tráfico, había nieve....

Entre paisaje y paisaje, curva y curva, se alcanza un desvío a mano izquierda en el sentido Zell am See, no dejéis de tomarlo, porque merece mucho la pena. Para mí, lo más bonito de toda la carretera.

El desvío es una vía muerta, que acaba en un glaciar, en el que han construido un hotel. Todo es de una belleza inaudita.





Las fotos, no hacen justicia a lo que allí se ve, de verdad, podéis creerme. Como iba con tiempo me deleité con el paisaje hasta que llegaron Pope y Juan Carlos. Ya conocía la zona, osea que les recomendé hacer la ruta de visita al glaciar, ¡no les decepcionó!

Lamentablemente, la tarde se nos echaba encima, por lo que proseguimos ruta disfrutando de la parte que nos quedaba de carretera. Me divertí mucho siguiendo la rueda de la goldwing. Las estriberas echaban chispas en las curvas y nuestro ritmo era alegre. Una maravilla poder disfrutar de nuestras motos en semejantes lugares.


Ese día acabamos durmiendo en Salzsburgo, pero eso ya lo dejamos para el próximo día!

Por aquí dejo el vídeo-crónica de ese día, centrado principalmente en la famosa carretera alpina:

martes, 31 de diciembre de 2019

VIAJES ORGANIZADOS MI VIDA EN MOTO (POSPUESTO)

Lamentablemente debido a la crisis del Coronavirus, los viajes de "Mi Vida en Moto" han quedado pospuestos para más adelante.

En el año 2020 Mi vida en Moto - Biker Life, da un paso más y se lanza a la organización de viajes en moto.

Los primeros viajes que se están organizando son a Marruecos. Marruecos es un país único que tenemos al lado de casa y ofrece tantos atractivos que es imperdonable no conocerlo.

A lo largo de los muchos viajes realizados, he podido visitar y conocer muchos de sus atractivos y fruto de ese conocimiento establecer una ruta que conjuga el Marruecos más rural, con la parte más turística.

En el primer semestre del año se van a organizar dos viajes, el primero que será mixto por carretera y fuera de carretera se realizará en Semana Santa (este viaje ya está completo). No obstante hay 4 plazas que aún no se han reservado formalmente, es posible que alguno de los compañeros falle y quede alguna libre. ¡Estate atento y entra en el grupo de Whatsapp!


El segundo viaje planificado será por carretera a continuación del otro viaje. Hemos pensado que aunque una semana no es mucho tiempo para visitar Marruecos, si puede ser un tiempo suficiente para darte una escapada. Aprovechamos que ya estamos allí para hacer otra semana y ver sitios diferentes.



**Información del viaje a Marruecos Adventure de Semana Santa**

Del 4 al 12 de Abril de 2020

Ferry Algeciras-Tanger Med-Algeciras incluido

Mínimo 8 personas, máximo 12

En Marruecos se realizará la misma ruta que la que se va a publicar en los vídeos de Marruecos 2019, contratando hoteles de mejor calidad y eliminando las casas de airbnb. Se recorrerá la costa mediterránea, el parque de Tazekka, las gargantas de Todra y Dades (enteras, no solo la parte turística), desierto de Merzouga, cárcel portuguesa, cascadas de Ouzoud, Mekinés, Chauen, etc. La ruta es principalmente por carretera pero con alguna pista fácil. Si se va en moto de carretera hay alternativa siempre para evitar las pistas.

Precio total 750 € por persona, incluyendo ferry, hotel en habitación doble y media pensión (desayuno y cena).

Para más información puedes escribir un correo a viajesmividaenmoto@gmail.com

También te puedes unir al grupo de whatsapp creado a tal efecto:


**Información del viaje a Marruecos On Road de 6 días**

Del 13 al 19 de Abril de 2020

Ferry Algeciras-Tanger Med-Algeciras incluido

Mínimo 8 personas, máximo 12

En este viaje se ha tenido muy en cuenta que es necesario encajarlo en una semana para que tenga atractivo.

Aunque una semana es poco tiempo para visitar Marruecos y lo ideal sería tener más días, nuestra vida occidental manda y los periodos de descanso que tenemos son cortos. Con estos condicionantes, hemos ideado un viaje que nos llevará a conocer la medina azul de Chefchauen, las curtidurías de Fez, la pequeña Suiza Marroquí, las gargantas de Todra y Dades. El escenario cinematográfico y patrimonio de la humanidad del Ksar de Ait Ben Haddou, el valle de las rosas, la animada plaza de Jemaa el-fna en Marrakech o lo bonita villa de Asilah.
Incluso si alguien quiere hacer algo de pistas con su moto trail, tenemos la alternativa en una de las etapas.
El precio total de este viaje es de 600 € por persona, incluyendo ferry, hotel en habitación doble y media pensión (desayuno y cena).

Para más información puedes escribir un correo a viajesmividaenmoto@gmail.com

También te puedes unir al grupo de whatsapp creado a tal efecto:


domingo, 12 de mayo de 2019

RUMANIA EN MOTO (Parte 1)

Comienzo la crónica de este viaje a Rumanía, de una forma diferente a otros relatos escritos en mi vida en moto, esta vez ha pasado casi un año desde que realicé el viaje.

El canal de Youtube me ocupa mucho tiempo y cada vez me es más complicado atender todas las páginas que tengo abiertas. Pero con motivo de la nueva web, he sacado tiempo y fuerzas para comenzar una crónica escrita de un viaje maravilloso que realicé en mayo del 2018, con los amigos del shadow custom club, Pope y Juan Carlos.

A diferencia de otras ocasiones, esta vez no soy el promotor, sino que me acoplo al viaje que mis compañeros llevaban tiempo preparando.

Juan Carlos está casado con una chica Rumana y tenía la ilusión de que uno de sus grandes viajes en moto, fuese al país de los cárpatos. Uno de sus mayores intereses es que visitáramos la casa de los abuelos, viendo por nosotros mismos como se vive y se vivía no hace mucho tiempo en España.

¡Comenzamos!

Viernes 25 de mayo de 2.018

Hemos quedado el sábado en Francia, concretamente en Narbona, punto de unión del camino que viene de la Junquera (mediterraneo) con el que viene de Irún (cantábrico).

Recuerdo dormir en un F1 a mitad de camino. Día de transición hasta comenzar realmente el viaje.

Sábado 26 de mayo de 2.018

A eso de las 12.00 nos encontramos de forma casual en una gasolinera de Narbona. Fue curioso, ya que ambos grupos pensamos que era un muy buen sitio para quedar. A mi me vino bien, porque estaba sin cobertura telefónica y me evitó algún que otro inconveniente.


Desde Narbona, tiramos hasta San Remo, ya en Italia. Recorrimos 470 km sin ningún interés. Todo el viaje fuimos reservando hoteles sobre la marcha. Tener datos en Europa, ayuda mucho al viajero y por supuesto lo aprovechamos convenientemente.

En esta ocasión, reservamos un hotelito asentado en una antigua villa palaciega que tuvo mejores años, pero aún así aun conservaba la esencia que tuvo en su día.

Llegamos con la puesta de sol, enseguida nos dimos cuenta que San Remo no es Niza ni Mónaco. Aún así es un sitio precioso. Matamos el día viendo ganar al R. Madrid la copa de Europa y tomando unos cubatas!

Domingo 27 de mayo de 2.018

Nuestra siguiente etapa también habría de ser de autovía. Nos tocaría recorrer los 523 km que hay hasta Venecia, para aprovechar a visitar la bella ciudad de los canales por la tarde.

Muestro unas fotos de la fotogenica ciudad.





Suelo comentar de forma privada, que si vas en moto a Venecia, puedes atravesar el puente del ferrocarril y aparcar justo a la entrada de la ciudad vieja. He estado tres veces en Venecia y siempre he hecho lo mismo.

Cuando fui con la familia cogimos el vaporeto de manera gratuita, pero esta vez no nos fue posible. Además de no ser gratis, era bastante caro, osea que nos tocó caminar a patita toda la ciudad. Vino bien después de tantos kilómetros con el culo sentado, pero mis compañeros se quejaron un poco de la pateada que les metí. Lo mejor, que pienso que al final a todos nos quedó el buen sabor de boca que deja haber pateado tan pintoresca ciudad.

jueves, 8 de noviembre de 2018

MAS MULTAS POR CONDUCIR

El ilustre y viejo conocido Pere Navarro (director de tráfico con el PSOE), tiene pensado castigar aún más el bolsillo los conductores. Bajo la excusa de la seguridad, van a aumentar las sanciones a los conductores.

En España, hace mucho tiempo que se ha perdido la libertad. Somos meros conejillos de indias, trabajando para que unos pocos afortunados se enriquezcan de lo que curramos la mayoría.

Ahora, de nuevo, les da por fastidiar a los conductores. Se supone que es por nuestra seguridad, pero de todos es conocido que las medidas son únicamente recaudatorias. 

Os las cuento por aquí:

Si vas whasapeando con el móvil te van a joder mucho. Retirada de hasta 6 puntos en el carné y una señora multaca. De todas las medidas, quizás es la única que aplaudo. Ya que no sólo somos rehenes del estado, sino en cierto modo del móvil. De todas formas esto es un canal de motos y el rollito del móvil no nos afecta, osea que a otra medida.

Si te desfasas en 20 km/h del límite de velocidad establecido, son 2 points. Por lo que veo si vas a 141 Km/h en autovía te joden. Mi moto a esa velocidad es como va normal, ir a 120 es precisamente mucho más peligroso que ir a 150.  

Se supone que son medidas que quieren poner en marcha ante el incremento en las cifras de la siniestralidad. M E N T I R A.

Tráfico recurrirá a la figura del real decreto para modificar el Reglamento de Circulación y unificar en los 90 km/h el límite máximo de velocidad en las carreteras convencionales, tengan o no tengan arcén de 1,5 metros. Tócate los huevos hombre. En carreteras de castilla al paso la pulga!, no me jodas hombre!!!

Navarro quiere aumentar el número de radares pasando de 1.000 a 4.000. Por supuesto, esta medida es por la seguridad de todos.


Obligatoriedad de que los motoristas lleven guantes. Me parece bien llevar guantes en la moto. De hecho yo siempre los llevo. Pero porque coño me tiene que obligar nadie a llevar nada? Tan difícil es dejar a la gente en paz?


Incrementar el número de agentes de Tráfico de la Guardia Civil. ¿Porqué será? A más agentes, más multas y más pasta para robar los de siempre. Ecuación sencilla, sencilla. e logra, volveremos a la casilla de salida, pero sería una lástima"

Hasta la próxima

viernes, 14 de septiembre de 2018

LA VIDA TE PUEDE CAMBIAR EN UN SEGUNDO

Ese día había bajado primero la Farrapona y después, para hacer un vídeo sobre los neumáticos, bajé por la pista que da a Ricabo desde Ventana.

Era lunes y apenas había tráfico. Empezamos con la toma de contacto del puerto somedano, una pista sencilla sin muchos alicientes. De ahí pasé a la otra pista de Ventana, que la conozco relativamente bien porque la he hecho varias veces.

A mitad de pista paré donde una iglesia y ahí se me acabaron las baterías de la gopro principal. Tuve suerte, porque completé mi vídeo prueba de los neumáticos que llevaba puestos.


Sin la presión de narrar mis vivencias, me dejé llevar. Primero me quedé atontado mirando el paisaje, ese despiste casi da con mis carnes en la cuneta, lo libré.

Los sustos en moto, son tan habituales, que apenas les doy importancia. Seguimos bajando. A medida que descendía, iba cruzando la rueda trasera en las frenadas, no por nada, sino por ir practicando un poco la conducción off road. Lo típico ya sabéis, que la trasera se te vaya un poco y de esta manera diriges a la vez que aminoras velocidad.

Ya llegando abajo, de repente, me cruzo con un 4x4 que venía más bien alegre. De manera instintiva crucé la moto, a la vez que pulsaba el freno delantero lo justo, para pasar por el escaso metro que me quedaba en el margen derecho de la pista. La libré como un auntentico profesional. Incluso agradecí que la Africa no desconecte el ABS del delantero, que si bien no llegó a bloquear, si que lo tuve que usar para aminorar la marcha.

Y después de esto, como siempre, me puse a pensar. La moto sirve para muchas cosas, pero en mi caso, pienso muchísimo en ella. Recordé el dialogo de Benjamin Button en la que Daisy tiene un accidente:

Una chica en París se disponía a ir de compras. Pero se le olvidó el abrigo y volvió por él. Cuando tomó el abrigo sonó el teléfono, así que se detuvo a tomarlo y habló un par de minutos.

Mientras la chica estaba al teléfono, Daisy ensayaba para una actuación en la Ópera de París. Y mientras ensayaba, la chica, una vez que hubo colgado el teléfono, salió a tomar un taxi.

Un taxista se había bajado, tras dejar al último pasajero, a tomar un café. Y mientras tanto, Daisy seguía ensayando.

Y el taxista que se había bajado, tras dejar al último pasajero, a tomar un café, recogió a la chica que había ido de compras y que había perdido el taxi anterior.

Y el taxi tuvo que detenerse para no atropellar a un hombre que había salido hacia el trabajo cinco minutos más tarde por haber olvidado poner la alarma.

Mientras ese hombre, que llegaba tarde al trabajo, cruzaba la calle, Daisy había terminado de ensayar, y se daba una ducha.

Y mientras Daisy se duchaba, el taxi esperaba afuera de la boutique a que la chica recogiera un paquete que no le habían envuelto aún, porque la dependienta que tenía que envolverlo había roto con su novio la noche anterior, y se había olvidado.

Una vez envuelto el paquete, la chica, ya en el taxi, vio como un camión de reparto se cruzaba en su camino. Mientras tanto, Daisy se arreglaba.

El camión se apartó y el taxi pudo avanzar. Mientras Daisy, la última en vestirse, esperó a una de sus amigas, a la que se le había roto un cordón.

Mientras el taxi estaba parado, esperando que cambiara un semáforo, Daisy y su amiga salieron por la puerta de atrás del teatro…

¿Y si tan sólo una cosa hubiera ocurrido de otra forma?

Si ese cordón no se hubiera roto… o ese camión se hubiera apartado segundos antes… o ese paquete hubiera estado envuelto porque la dependienta no hubiera roto con su novio… o ese hombre hubiera puesto la alarma y se hubiera levantado cinco minutos antes… o ese taxista no se hubiera parado a tomar un café… o esa chica no se hubiera dejado el abrigo y hubiera tomado el taxi anterior… Daisy y su amiga hubieran cruzado la calle y el taxi habría pasado de largo.

Pero siendo la vida como es, una serie de vidas cruzadas e incidentes que escapan a nuestro control, ese taxi no pasó de largo. Y ese taxista se distrajo un segundo. Y ese taxi atropelló a Daisy y le destrozó la pierna…

Al final te das cuenta que cualquier decisión (propia o no) afecta tu futuro. Que hubiera pasado sino voy entrenando la frenada durante toda la bajada? seguro que en el momento del cruce con el vehículo me lo hubiera comido. Y sino hubiera ido a Marruecos, donde Eduard me comentó que en las bajadas se tira del delantero con mucho tacto, quizás también me la hubiera dado porque la moto se me habría cruzado mucho. Y sino hubiera parado en la iglesia? Seguro que por tiempo me habría librado del 4x4.

Al final la única conclusión que saco es que en moto, siempre, siempre hay que ir con todos los sentidos en alerta. Y también que esto durará hasta que dure, pero mientras esto suceda es mejor vivir lo más intensamente posible.