lunes, 13 de marzo de 2017

SLOW GAMBIA RACE

Así voy a llamar al viaje que vamos a realizar Fran Pardo (Aventúrate y Vive), alguien que no conozco y yo, en tres vehículos de los 80 desde Gambia, hasta España.

Vamos a ir en un Mini, un Escarabajo y una GoldWing GL1100 del 82.




Este viaje surge en el motorbeach del 2014, en el que conocimos a Fran Pardo, Fran Brighton y yo y quedamos de bajar unas XT desde España a Gambia. Lamentablemente yo no pude bajar, y lo hizo sólo Fran Brighton.


El caso, es que después de su viaje hemos seguido manteniendo contacto con Fran Pardo, que está organizando aventuras a cual más loca por tierras Africanas.

En unos videos que subió, pedía gente para subir una goldwing del 82 en semana santa más o menos y como esta vez si que me encajaba muy bien, me he animado a vivir esta aventura.

El día 15 vuelo desde Asturias a Gambia y ahí comienza la aventura, cruzaremos Gambia, Senegal, Mauritania, El Sahara y Marruecos para llegar a España dos semanas más tarde.

Creo que es un viaje que promete y a mi me da un aliciente a seguir viajando, porque los que me conocéis, sabéis que la rutina me agobia un poco y siempre intento realizar cosas nuevas. Si es con moto, pues ya la leche!

Finalmente os cuelgo el trailer presentación de la aventura


lunes, 6 de marzo de 2017

SNOW TRAIL

El pasado fin de semana, salí con Lutxo (el de Motauros en Vespino) a matar un poco la mañana, intentado pasar una zona con nieve en el puerto que comunica Quirós con Ventana.

Fue una entretenida mañana de pisteo, en la que aprendí bastante. Sobretodo cuando aparecieron dos chavales, uno con una DRbig y otro con una GS 800 como la mía

Ahí va el vídeo:

lunes, 30 de enero de 2017

MOTAUROS EN VESPINO


Motauros en Vespino!! Vaya locura, jajaja

- ¿Por qué?

Todo empezó en el carpe (bar donde quedamos a tomar algo los viernes). Hace tiempo que tengo la idea de recuperar las motos que he tenido a lo largo de "mi vida en moto". La primera moto que tuve fue un vespino XE de color Negro. 

Entre cerveza y cerveza, se lo comenté a Lutxo y me miró con una cara de... buena idea, "yo también tuve una variant"

Después de eso, no se como derivó la conversación en "¿te imaginas ir a pingüinos en vespino?".

No hubo mucho más que pensar. El viaje estaba montado. De hecho inicialmente se llamó "MAHOU TAUROS EN VESPINO"

- ¿Quién hizo el viaje?

Inicialmente íbamos a ir Lutxo, Gayo, Iván y yo. Pero el viaje sólo lo realizamos Lutxo y yo. Iván (pese que se había pillado una Variant), no pudo por temas familiares y Gayo, nos proporcionó la logística. No llegó a comprar ciclomotor, osea que le tocó en furgo.

Fuimos en Vespino, pero volvimos en furgo. Con sufrir una vez, sirvió para consumar la aventura.....

- ¿Cuánto tiempo os llevó?

El viaje nos llevó 12 horas desde Gijón. Luis salió a las 8:00 de la mañana de Gijón y los dos desde Oviedo a las 9:00. Llegamos a Tordesillas sobre las 20:00.

Como hay aproximadamente 300 kilómetros, nos arroja una media de 25 Km/h.

Hay que tener en cuenta, que además de los repostajes, paramos una vez antes de subir el puerto, otra cuando coronamos y otras dos más en tierras castellanas.

- ¿Que autonomía tiene un vespino?

En mi caso, tiene una autonomía de 60 kilómetros, pero creo que llevo un chiclé demasiado grande para el 50 cc de serie. Pienso que la autonomía debería llegar a 80 kilómetros.

- ¿Subieron bien el puerto?

La verdad, que el puerto de San Isidro, no tiene las pendientes que tiene Pajares. Eso hizo, que no hubiera que dar ni una sola vez a los pedales y que tampoco nos bajásemos nunca.

Lo subieron como auténticas campeonas!!!


- ¿No es muy aburrido ir tan despacio?

Pues sorprendentemente no. No he visto este viaje más aburrido que un Oviedo-Cadiz por autopista, por ejemplo. De hecho, no me aburrí en ningún momento del viaje.

Incluso hubo momentos en los que disfruté de la carretera. La bajada del puerto me encantó o el paso por los pueblos en plan kamikace (jajaja)

Nuestra ruta estuvo muy bien escogida por Luis, fuimos a Tordesillas casi (por lo más directo) y fue un acierto.

- ¿Cual es mejor la Variant o el vespino?

Mmmm, buena preguna. Andar, anda más la variant. Pero yo me quedo con el vespino, es más elegante, jijii

Cierto es que aunque corre más la variant, la vespino fue ganando en efectividad a medida que iba avanzando el viaje. El cambio a castilla le vino genial.

También la gasolina 98 de lutxo se notó un huevo.

Estos motores están tan justos, que cualquier pijada se nota muchísimo!!!

- ¿Repetirías?

Sin dudarlo, SI


Lo termino aquí de momento, podéis preguntar lo que queráis y voy editando el post (si hay alguna pregunta, claro, jejeje

miércoles, 18 de enero de 2017

OBJETIVO MOTAUROS (EN VESPINO)


Este viernes vamos a hacer una aventurilla Luis y yo. Luis va con una variant que es otro mundo y yo con el vespino XE de mi adolescencia.

La verdad que estoy casi tan nervioso como cuando estás a punto de comenzar un gran viaje. Generalmente suelo ir con motos bastante fiables, la pan era una devoradora de kilómetros nata, la gs no ha dado el más mínimo problema hasta la fecha, pero ¿El vespino?

Pfff, eso es otra historia. Ya cuando era jovenzuelo, no hacía mas que dar por saco, parece que nunca iba fina y ahora.... pues parecido.

Le he puesto embrague nuevo, después de quemar subiendo al angliru, pero algo suena en ese minimotor que no me inspira mucha confianza.

Pero mira, al toro. Si no se llega, tampoco va a ser ningún drama. Llevará algo más de logística (teniendo en cuenta que no llevo asistencia de carretera), pero todo en esta vida se soluciona a excepción de una cosa que todos conocemos.

Tengo que montarle unas manoplas ochenteras que tengo, la tienda, el saco, el colchón y la ropa para estar allí. Vaya show, a ver si coge todo!!!

Esperemos que salga bien la experiencia y a la vuelta contemos que llegamos y todo fue de PM


domingo, 11 de diciembre de 2016

EL ANGLIRU EN VESPINO

Hay veces que es necesario hacer una pequeña locura para seguir rodando. El puerto del Angliru, para el que no lo conozca, es el puerto más duros que se sube en la vuelta a España de ciclismo y por ende, probablemente uno de los puertos más duros del mundo. 

Saqué el seguro de la Vespino el 2 de diciembre y después de realizar una excursión por los meandros del río Nora (dejo vídeo), para probar definitivamente el ciclomotor, me dije de subir hasta el Angliru.



Junto con unos amigos, tenemos la intención de ir a Motauros en Vespino, y esta era la prueba del 7 para confirmar que se puede llegar a Motauros en ciclomotor, con paciencia eso sí.

Salí de Oviedo y hasta el mirador de Villapará, las cosas fueron más o menos bien. Lo hice por Santa Eulalia de Morcín, que hay mucho menos tráfico y yo creo que es más corto. 

Desde el mirador de Villapará, se complicó mucho. Hay que tener en cuenta que hay pendientes del 23.5 % y un ciclomotor de 50 cc es lo que es. Tuve que hacer algún tramo incluso caminando, ya que los pedales no permitían subir a la maquinita.

Realmente, lo tengo todo medianamente explicado en el siguiente vídeo, por tanto, si tienes curiosidad, ahí tienes el vídeo de la ascensión al Angliru en Vespino.

domingo, 30 de octubre de 2016

STELVIO ASTURIANO



No voy a mejorar lo ya escrito, por tanto copio un texto de Sonia Barbosa de esta página: www.bmwridersnewsletter.es

Comienzo el ascenso por una empinadísima carretera. La primera curva, la segunda… Y así durante 22! En poco más de 3 kilómetros, una increíble sucesión de herraduras, donde moto y motorista son todo uno en un tramo que, hasta hace no mucho, era más ‘grijo’ que asfalto. Conocido entre los moteros como el ‘Stelvio’ asturiano y, entre los ciclistas como  el ‘Petit Alpe d´Huez’, llegar hasta Casielles es todo un reto para algunos. Un desnivel de 380 metros y rampas con una inclinación que alcanza el 21%, no es un destino para principiantes pero, eso sí, el estilo de montura puede hacer que el recorrido no se convierta en un infierno, sino más bien en una experiencia única.

De la Foz de los Andamios al cielo, que es donde parece uno estar allí arriba. Una aldea donde la iglesia de San Juan es de lo más fotografiado y donde sólo habita una persona, Herminio Llamazales que, aun siendo de Tolivia, ya deshabitada, una de sus mayores ilusiones es abandonar este mundo en su casa de Casielles. Una placa de conmemoración a la celebración de sus 100 años, cumplidos este pasado mes de abril, pude leer en un lateral de la iglesia.

Rodeada de imponentes moles calizas que, no sé muy bien si, a modo acechante o protector, se levantan voluptuosas cuan enormes gigantes, descanso junto a la moto, e imagino la bajada que nos espera. Las vistas del desfiladero de los Beyos desde aquí son tan paradisíacas que parecen irreales.

Casielles, unos lo odian y otros lo adoran. Es, sin lugar a dudas, un claro ejemplo de que , ‘el camino, sí importa’. Un ‘Stelvio’ escondido el cual, algo me dice, a partir de ahora ya no lo será tanto.